Cómo curar el hígado graso con remedios caseros

El hígado graso o esteatosis hepática es una condición importante que requiere de cuidado para evitar daños hepáticos que puedan poner en riesgo tu salud. Además de seguir al pie de la letra las indicaciones del médico y tomar en cuenta algunas medidas para curar el hígado graso, puedes valerte de varias opciones naturales que te ayudarán a mejorar el estado de este órgano y fomentar su salud. Te damos algunos consejos para que descubras cómo curar el hígado graso con remedios caseros.

La importancia de la dieta

Es muy importante que antes de poner en práctica cualquier remedio natural, comprendas que para tratar el hígado graso es necesario modificar de forma importante tu alimentación y hábitos con el fin de reducir la ingesta de grasa y fomentar una rutina mucho más saludable.

Si no sigues estos pasos, difícilmente podrás lograr la recuperación hepática necesaria, lo que podría poner en riesgo tu hígado facilitando la aparición de enfermedades muy peligrosas como la cirrosis. Por eso te recomendamos llevar a cabo una dieta para el hígado graso que te ayude a reducir la ingesta de alimentos nocivos y a mejorar tu salud hepática.

Alcachofas

La alcachofa es un vegetal que debes incorporar a tu dieta si tu meta es mejorar tu hígado graso. Este alimento cuenta con pocas calorías, es un excelente diurético pero además ayuda a regular el colesterol y el azúcar en la sangre, beneficiando de forma importante tu salud y disminuyendo la absorción de grasa.

Se recomienda comerla al menos dos veces a la semana, siempre natural y en preparaciones ligeras como al horno o cocida, sin queso, aderezos, salsas o cremas. En las tiendas de productos naturales pueden encontrarse sus hojas para realizar infusiones o bien, cápsulas para ingerir y mejorar el estado del hígado.

Rábanos y remolacha

Otros alimentos que se pueden incorporar a la dieta y que te ayudarán a curar el hígado graso son los rábanos y la remolacha. Ambos ayudan a desinflamar y depurar el hígado, aportando pocas calorías pero mucha agua, vitaminas y minerales, resultando además muy nutritivos.

El rábano puede consumirse crudo en ensaladas, mientras que la remolacha solo requiere de una breve cocción en agua hirviendo para convertirse en un ingrediente ideal para ensaladas y acompañantes.

Nísperos

El níspero es conocido por ser un buen remedio natural para curar el hígado graso debido a que mejora las funciones hepáticas gracias a su efecto depurador sobre el cuerpo. Puedes comer un par de nísperos a diario para mejorar el estado de este órgano.

Además, puedes tomar un vaso del zumo de estos frutos cada día para reforzar el tratamiento médico de esta condición hepática.

Cardo mariano

El cardo mariano es una de las plantas más usadas para ayudar al tratamiento del hígado graso. Sus hojas secas sirven para realizar una infusión que ayuda a mejorar las funciones hepáticas protegiendo el hígado, pero además las tiendas naturales ofrecen este producto en cápsulas y gotas, haciendo que su ingesta sea muy sencilla.

En infusión se debe consumir 3 tazas diarias con una cucharada de hojas de cardo mariano en cada una. Si se toma en cápsulas se recomienda leer las instrucciones del producto, aunque lo habitual son 420 miligramos diarios, lo que corresponde a varias cápsulas según la presentación de cada marca.

Diente de león

Otra planta excelente para curar el hígado graso con remedios caseros es el diente de león. Este es uno de los depurativos naturales más potentes, ayudando a limpiar el hígado y los riñones, mejorando la salud de estos órganos. Puede encontrarse con facilidad en cualquier tienda de productos naturales ya que se trata de una de las plantas medicinales más comunes.

Se recomienda consumir en infusión, al menos, 3 tazas al día durante varios días hasta notar mejoras o durante el tiempo que te indique el médico.

Boldo

De las plantas asociadas con el tratamiento para el hígado graso, el boldo es también altamente popular. Ayuda a depurar este órgano, eliminando la acumulación de grasa y facilitando así su recuperación. Se consume habitualmente en infusiones siguiendo las instrucciones anteriormente indicadas para el diente de león.

Otra opción que también disponemos para tomar boldo son las cápsulas que venden en herboristerías o herbolarios y en algunas farmacias.

Jengibre

El jengibre contiene varios antioxidantes y minerales esenciales para combatir este trastorno hepático y que, además, gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias nos ofrece muchos más beneficios para la salud, como aliviar los dolores articulares, las migrañas y problemas gastrointestinales y circulatorios.

Para beneficiarte de la raíz de este alimento, puedes optar por añadir su ralladura en la comida, por ejemplo en las ensaladas o como acompañamiento en algunos platos, o bien puedes optar por tomar cápsulas que encontrarás en tiendas especializadas y farmacias, o hacer una infusión.

Para preparar un té de jengibre deberás rallar la raíz hasta obtener 2 cucharadas, tendrás que echarlas en un bol y machacarlas un poco, añadiendo después agua caliente y dejando reposar por 5 o 10 minutos. Entonces deberás colar y toma el té 15 minutos antes de cada comida.

Otra forma de hacer esta infusión es que cortes 2 o 3 rodajas de esta raíz y la pongas a hervir en 1 litro de agua, permite que cueza durante 15 minutos y cuela el líquido obtenido. Deja que se enfríe un poco antes de tomarlo 3 veces al día, unos minutos antes de las comidas.

Limón

Si no cuentas con problemas de acidez o sensibilidad a los cítricos, puedes añadir limón a estas infusiones, así como a tus ensaladas o bebidas, ya que se trata de uno de limpiadores naturales más potentes que existen, ayudando a nuestro cuerpo a eliminar las grasas acumuladas, por lo que es un excelente remedio para la esteatosis hepática.

Consejos para mejorar el hígado graso

No olvides que estos remedios caseros para curar el hígado graso deben acompañarse de una dieta sana, de ejercicio físico y de varios cambios en los hábitos para garantizar la salud y mejorar el estado hepático. Asimismo, es imprescindible que un médico haga seguimiento de tu estado y decida si te conviene o no un tratamiento médico y qué remedios naturales son más apropiados para tu caso en concreto.

FUENTE: salud.uncomo.com

 

Be the first to comment on "Cómo curar el hígado graso con remedios caseros"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*